El miércoles 16 de diciembre de 1981, un tipo rubio llamado John Lauridsen, llegado de la fría y por aquel entonces remota Dinamarca, saltaba al césped de Sarrià enfundado en la camiseta blanquiazul del Espanyol y posando para los fotógrafos como nuevo refuerzo del cuadro perico. José María Maguregui, el añorado ‘Magu’, por aquel entonces entrenador del cuadro catalán, apeló a su proverbial sencillez para asegurar que “la toca bien; vamos a ficharlo aunque lleva un mes sin entrenar”.

El día anterior, ese jugador que en 174 centímetros de estatura encerraba fútbol en estado puro, había cerrado su fichaje por el Espanyol de la mano de su representante, otro inefable, Fernando Goywaerts, y con el presidente Manuel Meler y el gerente Pedro Tomás en representación de la entidad blanquiazul. La cifra del traspaso del jugador del Esbjerg, 15 millones de pesetas; o sea, 90.000 euros…

Hoy se cumplen 40 años de todo aquello. Una barbaridad. Pero la huella que John Lauridsen, el ‘gran danés’, dejó entre el espanyolismo fue tan profunda que son muchos los que todavía recuerdan a un jugador que conquistó a la afición perica en los siete años que defendió la camiseta blanquiazul.

Comprar camiseta Espanyol barata,greatest quality, telas de poliéster de alta calidad seleccionados, tienen muy buena elasticidad cómoda y tenacidad.Comprar camisetas de futbol replicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *